Carta publicada en Facebook ( https://www.facebook.com/carlos.delfrade )

Carta abierta.
Por Carlos del Frade.
El juzgado nacional en lo criminal y correccional federal número 12 de Capital Federal a cargo del doctor Sergio Torres está investigando desde agosto de 2012 una denuncia presentada por una Secretaría nacional (que pidió expresamente no ser nombrada) en la que hace un pormenorizado diagnóstico de la situación del narcotráfico en la ciudad de Rosario.

En ella están citados empresarios, oficiales de la policía santafesina, organizaciones vinculadas al negocio ilegal y existen escuchas telefónicas en donde aparece en repetidas oportunidades el nombre de Marcos Escajadillo en contacto con una persona con la que tramitan cambio de dinero por dólares en el subsuelo de una empresa ubicada en cercanías de la intersección de las peatonales San Martín y Córdoba.

Ha sido un error no consignar estas precisiones desde el primer momento pero ante los comentarios producidos por estos adelantos de un nuevo trabajo de investigación envío estas líneas para aclarar el panorama.

Al ser una información vinculada a un tema de indudable interés público hice aquel comentario en el contexto de una entrevista.

A partir de las derivaciones que tomaron los acontecimientos siento la obligación moral y profesional de hacer estas observaciones.

Desde hace muchos años ejerzo el periodismo de investigación y lo seguiré haciendo, con más o menos errores, jamás con mala fe, jamás desde la mentira.

Rechazo cualquier tipo de pensamiento xenófobo. Desde hace décadas hemos trabajado en espacio de difusión de la cultura latinoamericana.

Además no seré candidato a nada para despejar cualquier tipo de especulación política.

Sigo pensando que es urgente la constitución de un gran frente político y social contra el narcotráfico porque la ausencia de compromisos se paga en sangre joven derramada en los barrios mientras pocos, muy pocos, hacen grandes negocios.

Carlos del Frade.
DNI 14.729.802

0341 155 196 286


2 Comments

  1. Sr. Carlos Del Frade, creo que hace falta saber que en la policía hay muchos funcionarios honestos y compenetrados con los problemas de la comunidad que juraron defender hasta morir. Que por las razones que ud. expusiera y otras de caracter internos, como por ejemplo que el gobierno provincial, no intervenga directamente en los ascensos del personal y deje librado a que un jefe corrupto, haga ascender a amigos policías (entre comillas) para obtener beneficios ilegales (dinero), perjudicando a policías de carrera, con estudios, integridad, y vocación de defender a la comunidad, no puedan ascender. Porque no investiga y observe legajos ejemplares, de comisarios que nunca tuvieron denuncia de ningun tipo, además de haber recojido expediencia con la población en la prevención y represión del dilito, pero esos no les conviene a un jefe corrupto, sino que se inclina por aquellos frágiles que sucumben a cumplir las órdenes ilegales que le dan los jefes corrupto, postergando a los demás que desean hacer las cosas bien. Fíjese en los ascensos y que ocupan cargos claves en la policía, cuantos fueron secretarios de jefes, (que participaron de la recaudación ilegal y /o encubrieron el accionar elegal del jefe). Principalmente analise porque en un lugar que no corresponde ponen a un jefe honesto y trabajador, para que no moleste, y sino fíjese porque los inspectores de zona por lo general no tienen 2do. Jefe, porque tienen que repartir más. El tema da mucho por decir, pero mejor es hacer, no cereo que este gobierno revindique los derechos de los policías honestos. Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  2. Escrbe horrible Carlitos...

    ResponderEliminar