Fuente:http://nuevobahia.blogspot.com/


"Lo más lindo del fútbol es jugar, por eso si coincidía un partido de Central con uno del campeonato mío, yo iba a jugar." Roberto Fontanarrosa.


El jueves cuando volvì del laburo encendì la tv y haciendo zapping lo vì al negro por crònica...pasaron unos segundos hasta que preste atenciòn lo que decìa el pie de la pantalla: "muriò Fontanarrosa". Incomprensible, no le dì dimensiòn, recièn ahora me estan empezando a caer las fichas.


Un tipo con el que creo que todos los que somos parte de Bahìa sentimos que tenemos algo en comùn -sin haberlo conocido personalemente-, y algo que ocupa un lugar muy grande en nuestras vidas: la manera de sentir y por sobre todo vivir el fùtbol...

Como rosarinos (por nacimiento o adopciòn) y futbolistas amateurs tantos lugares comunes del negro: la cancha de central, la canchita de la fe, la liga 25 de mayo, el interno de Provincial...


El fùtbol es nuestra vida, y el negro en una entrevista lo hizo palabras, dijo que si tendrìa que ponerle mùsica de fondo a su vida serìa entonces un relato de un partido de fùtbol.

"¿Un gol tuyo?
Todo jugador amateur tiene su golazo épico. Y, uno en la Liga 25 de Mayo. Ibamos perdiendo dos a uno contra Viejo Palermo, un equipo de Saladillo, y agarré una pelota de volea. Fue sobre la hora y gracias a ese gol empatamos un partido muy decisivo. " http://www.clarin.com/diario/2006/04/16/sociedad/s-01178315.htm


"El picadito"


"Me hubiera gustado ser jugador". Y a sus jóvenes 58 años el Negro conserva su pinta de muchacho de barrio, enfundado en sus infaltables vaqueros con remera y zapatillas de lona, hace una exquisita apología del nostálgico picado: "El fútbol amateur es el 95 por ciento. Yo conocí tipos que jugaban en la Liga 25 de Mayo y se cruzaban toda la ciudad un domingo a las 8 de la mañana en pleno invierno, en una moto de mierda. Yo soy un desvergonzado porque todavía sigo jugando, pero me hace muy bien porque es una descarga muy real. Jugués mal o bien no pensás en otra cosa. Cuando me operaron de la cadera salía a andar en bici, pero no te baldea la azotea".
http://www.diariolacapital.com/2003/10/19/ovacion/noticia_45739.shtml

-Y jugando, ¿cómo eras?
-Nooo, siempre fui del montón. Jugué en torneos comerciales y en el torneo interno del club Provincial, que en Rosario es famoso. Normalmente era volante por derecha, con más orden e inteligencia que otra cosa, y en un nivel muy mediocre. Lo que pasa es que se juega muy bien al fútbol en la Argentina. Acá, el que llega a Primera es porque algo tiene. Y en cualquiera de esos campeonatos amateurs, donde por ahí uno se preguntaba "y éste cómo no llegó", también será porque le faltó algo. Yo nunca me destaqué. Eso sí: era de fierro. Y todavía juego, o trato de hacerlo, pero de manera recreativa. Lo más lindo del fútbol es jugar, por eso si coincidía un partido de Central con uno del campeonato mío, yo iba a jugar. Hoy, por suerte, así como perdí velocidad y fuerza, paralelamente perdí el amor propio. Entonces, cuando algún chico me pasa, me resigno: ma´ sí, que se vaya, no me caliento. Ir a jugar y a reirme un rato con los amigos es una descarga. Es cierto que para hacer ejercicio podés salir a andar en bicicleta, pero mientras pedaleás seguís pensando en los quilombos de todo el día, mientras que en el fútbol, por más que sea un picadito, tenés que concentrarte en el juego. http://agremiados.com.ar/faa_notas_fontanarrosa.htm


Leave a Reply