Un mar superficial de entretenimiento y pasividad. Lo que amamos contiene nuestra ruina. Pero como funciona esto: ¿hay una conspiración detrás?

Noam Chomsky junto a Edward S. Herman propusieron un modelo de propaganda, el control del pensamiento en las sociedades democráticas. El control explicado mediante un modelo sistémico lejos de proposiciones conspirativas.

”Manofacturing consent “ , edición en español : “Los guardianes de la libertad. Propaganda, desinformación y consenso en los medios de comunicación de masas".

Chomsky divide a los medios de comunicación de masas en dos segmentos: los grandes medios informativos como formadores de opinión entre la elite más informada -un 10% aproximadamente de la población-. Y lo que denomina los “verdaderos” medios masivos: entretenimiento y deporte.

Una parte del video inspirado en el libro y en entrevistas al profesor Chomsky, en este segmento habla de los medios masivos de entretenimiento (duración 2 minutos 46 segundos):






Las gentes de Neptuno



"...las formas del discurso público regulan, e incluso determinan, qué clase de contenido puede surgir de ellas. ... las humaredas... indias... son insuficientemente complejas para expresar ideas... no se puede utilizar el humo para hacer filosofía. Su forma excluye el contenido.

La forma del cuerpo de un hombre es ciertamente irrelevante en cuanto a la formulación de sus ideas... Pero es totalmente relevante en televisión. Porque... la televisión nos brinda una conversación de imágenes y no de palabras. No se puede hacer filosofía... en televisión porque su forma conspira contra el contenido..." Divertirse hasta morir, el discurso público en la era del espectáculo. Postman, Neil. http://www.taconline.net/articulosde...astamorir.php3

Las formas determinan el contenido, el la forma que el discurso debe tomar para poder canalizarse en el medio televisivo condiciona el contenido de las ideas.

En este fragmento de “Manofacturing consent” el profesor Chomsky expone sobre el asunto extendiendo un poco mas alla la cuestion.

Expresar ideas por fuera de la corriente dominante o hegemonica es difícil , una mision imposible en la televisión. Determinadas ideas suenan como pronunciadas por alguien venido de neptuno. La televisión no da lugar para la profundidad y determinas ideas suenan como propias de un extrateterrestre.

Las ideas dominantes no necesitan pruebas todo el mundo asiente cuando son expresadas. Fragmento de “Manofacturing consent” (duración 5 minutos 5 segundos):

Postman intuía en Huxley que la abundancia de información nos sumiría en la pasividad y el egoísmo. El propio envase del discurso televisivo contiene la semilla de la abundancia superficial, y de diversas maneras. Una de estas maneras es la estructura de los noticiarios:

"La visión carente de sentido histórico e incapaz de infundirlo, atomizada y atomizadora, alcanza su realización paradigmática en la visión que ofrecen los telediarios, sucesión de historias en apariencia absurdas que acaban pareciéndose entre sí, desfile ininterrumpido de pueblos menesterosos, retahila de acontecimientos que, surgidos sin explicación, desaparecerán sin que sepamos su solución - ayer Biafra, hoy el Zaire, mañana el Congo - y que despojados de este modo de toda necesidad política, solo pueden en el mejor de los casos, suscitar un vago interés humanitario." Pierre Bourdieu "Sobre la television"

"De este modo es, efectivamente, la lógica del campo periodístico, sobre todo a través de la forma particular que toma en el la competencia y de las rutinas y de los hábitos de pensamiento que impone sin discusión, la que produce una representación del mundo preñada de una filosofía de la historia en tanto que sucesión absurda de desastres respecto de los cuales no se entiende nada y sobre los cuales nada cabe hacer." Pierre Bourdieu "Sobre la television"

"Un menú de características perniciosas

Las sagaces observaciones de Bourdieu parecen en todos los casos dar en 'la cabeza del clavo', a saber:

# El principio de selección de la información a favor de lo escandaloso o sensacionalista.

# El protagonismo indebido de los periodistas en cuestiones políticas a favor de su capacidad monopólica de administrar la frecuencia y oportunidad de las apariciones publicas de los verdaderos protagonistas, los políticos.

# La coerción de la primicia informativa por razones de competitividad en desmedro de cualquier análisis que la ponga en contexto, que no es otra cosa que lo que atinadamente Boudieu identifica como exponer un suceso en su adecuado sistema de relaciones.

# El principio de consenso informativo respetando la uniformidad de la opinión promedio, que en buena medida ellos forman a través de la manipulación informativa, buscando entretener y no dividir o polemizar, teniendo en cuenta que cuando más amplia es la audiencia que se quiere alcanzar más hay que esforzarse en limar sus asperezas, banalizando y despolitizando sus contenidos.

# La coerción del tiempo que favorece la simplificación demagógica de sucesos, opiniones y problemas.

# La parcialización de la realidad al desviar su atención de todo aquello que nos les interesa o resulta prometedor en terminos de éxito de audiencia con lo cual censuran de algún modo partes importantes de la realidad que casi nunca llegan al público.

# La información circular que alienta a los productores televisivos a mantener bajo constante vigilancia a la competencia viéndose obligados a hacer cosas que probablemente no harían si los demás productores no existieran.

La puesta en foco de los peligros inherentes a la información televisiva lleva a reflexionar acerca del hecho que durante las últimas décadas la televisión ha adquirido entre sus características la de desalentar el ejercicio de pensar, privilegiando el impacto de la imagen sobre el contenido y el de la emoción sobre la razón, a favor del vértigo y la impunidad de que goza por razones técnicas ya que en ese mundo virtual y efímero, los hechos, dichos y juicios son dificultosamente revisables.

Bourdieu desmenuza especialmente dos de los mecanismos habituales de información televisiva con particular acierto como son los debates televisivos y los telediarios. " http://www.paralibros.com/libros/basicos/l08bourd.htm


Leave a Reply