"...el enemigo vive en nuestro interior y lo que es más grave, está alojado en el interior de muchos argentinos. Por eso nuestro trabajo debe ser total: debe abarcar el cuerpo y el espíritu ... estamos en una guerra casi civil que no hemos declarado y que nos han declarado..." 9-9-76- Mons. Olimpo Maresma (Mendoza) (Acto por el 65 Aniversario de la coronación pontificia de la Virgen del Carmen de Cuyo.)

Encarcelan a monjas por genocidio
"En Bélgica, un tribunal de crímenes de guerra sentenció a dos monjas a entre 12 y 15 años de prisión por su participación en el genocidio de Ruanda, ocurrido hace siete años."
http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/latin_america/newsid_7036000/7036906.stm


Condenado a 15 años de carcel un sacerdote catòlico por el genocidio en Ruanda
"Athanase Seromba se ha convertido hoy en el primer sacerdote católico condenado por una corte internacional. ..."
El papel de la Iglesia
Entre 500.000 y un millón de tutsis y hutus moderados, según distintas fuentes, murieron masacrados con machetes y armas de fuego por milicias extremistas, soldados y la propia población civil durante el genocidio ruandés y muchos de ellos murieron en iglesias en las que habían buscado refugio."

Un cura belga, primer europeo acusado del genocidio de Ruanda
.............................................................................................................................................................

El cura Von Wernich fue condenado por genocidio en un clima con amenazas e intimidaciones a testigos (y a la sociedad); incluso la desapariciòn de alguien que declaro en el marco de estos juicios : durante la lectura del fallo fue un momento fuerte la apariciòn de la imagen de Julio Lòpez que hace màs de un año sigue desaparecido.

Los juicios por la verdad fueron iniciados por 1998 , iniciados por la APDH de la Plata. Impulsados fundamentalmente por las propias vìctimas, familiares y organizaciones de derechos humanos ante el pretendido cierre desde el Estado con las leyes legalizadoras de la impunidad.

Una condena sìmbolicamente fuerte de cara a una instituciòn Iglesia que llama a la reconcilianciòn con la manos manchadas de la sangre del genocidio y sin visos de asumir en la debida dimensiòn responsabilidades èticas, polìticas, històricas y legales.

Claro, algunos se ilusionan con otra respuesta institucional, dada las caracteristicas y naturaleza del dogma que conforma la instituciòn precisamente es simplemente una ilusiòn.


.............................................................................................................................................................
"Este nuevo juicio oral nos encuentra en una situación de suma gravedad. Se cumplieron ya nueve meses de la desaparición de nuestro compañero Julio López y desde entonces las amenazas y agresiones a testigos, familiares, abogados, funcionarios judiciales y militantes populares no han cesado. Una vez más, denunciamos que la impunidad reinante en la causa en la que se investiga la desaparición de Julio sólo genera más impunidad, y hacemos responsable al Gobierno de la integridad física de todos los que participaremos en este proceso.
Vale recordar que en la causa en la que se juzgará a Von Wernich nos opusimos a que se realice un juicio contra un solo represor y acusándolo de un número limitado de delitos, ya que esto multiplica los esfuerzos y constituye una enorme e injustificada demora en la obtención de justicia. El propio Von Wernich deberá ser juzgado nuevamente en el futuro por otras víctimas y muchos otros represores deberán dar cuenta de los mismos delitos que se investigarán en este juicio. Sostenemos que esta mecánica dilatoria es un aporte más a la impunidad. Sin embargo, nuevamente participaremos del proceso oral representando a la mayoría de los querellantes. En el juicio a Miguel Osvaldo Etchecolatz logramos un fallo histórico: por primera vez un tribunal reconoció que en nuestro país se cometió un genocidio. En este juicio, nos proponemos mostrar que Von Wernich fue una pieza clave de ese genocidio.
Es hora de que el discurso del Gobierno se transforme en hechos: el Procurador General de la Nación Esteban Righi debe instruir al fiscal, que es quien representa al Estado en la causa, para que se sume al pedido de que el Tribunal condene a Von Wernich por genocida. No queremos más palabras. Queremos justicia. Queremos condena a todos genocidas por todos los compañeros." http://www.justiciaya.org/boletines.htm

.............................................................................................................................................................
http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-92736-2007-10-10.html
OPINION
Responsabilidades

Por LEON FERRARI *

Los católicos forman un singular grupo de creyentes que se reúnen alrededor de creencias diferentes. Los católicos completos, los que creen en todo el Evangelio, los que no caen bajo el anatema que San Pablo (Ga 1, 9) lanzó contra quienes deforman al Evangelio, son devotos de infiernos, Apocalipsis, juicio final, suplicios, inmortalidad.

Pero hay feligreses, los incompletos, que toman del Evangelio lo que les gusta y descartan partes, versículos, palabras, que rechazan, o tachan, con el argumento de que las palabras de Jesús tienen un significado diferente hoy al que El les daba cuando las dijo. Lo que entonces significaba negro, fuego, dolor, hoy es blanco, paz, felicidad, y quienes las citan textuales, reciben como repetida respuesta: “Están fuera de contexto”. Ellos no creen, o no recuerdan, las singulares ideas de Jesús sobre la familia, originadas quizás en que sus deudos decían que estaba loco (Mc 3, 20): “He venido para hacer disensión del hombre contra su padre, y de la hija contra su madre, y de la nuera contra su suegra. El que ama a su padre más que a mí no es digno se mí: el que ama a su hijo o hija más que a mí no es digno de mí” (Mt 10, 35). Tampoco creen en las ideas de Jesús sobre las ciudades que lo habían rechazado: “Más en cualquier ciudad donde entraréis, y no os recibieren, saliendo por las calles decid: Aun el polvo que se nos ha pegado de vuestra ciudad sacudimos en vosotros. Y os digo que en Sodoma tendrán más remisión aquel día, que aquella ciudad”. (Lc 10, 3). Ni recuerdan los anuncios de Jesús sobre su vuelta en el Apocalipsis: “Como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos. Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste” (Lc 17, 28). Tampoco creen en estos versículos sobre el suplicio eterno: “Apartaos de mí malditos, al fuego eterno preparado para el diablo” (Mt 25, 31); “Enviará el Hijo del Hombre sus ángeles, y cogerán de su reino todos los escándalos y los que hacen iniquidad, y los echarán en el horno del fuego, allí será el lloro y el crujir de dientes” (Mt 13, 40).

Otros en cambio, los que serían los católicos completos (que se suelen tildar de “fundamentalistas”), aceptan y creen todos y cada uno de los versículos del Nuevo Testamento y buena parte de los del Antiguo, ayudados o influidos quizá por las maravillosas pinturas de Miguel Angel o del Giotto, de las cantatas de Bach o por la Divina Comedia del Dante, que justifican y exaltan con bellas palabras cosas horribles. Estos han logrado modificar la estructura original de su cerebro, de su inteligencia, para alternar sin esfuerzo la condena a la violación de los derechos humanos en la tierra con la aceptación de su anunciada violación en el más allá.

Estos feligreses plenos, reforzados por los parciales, han constituido un organismo, la Iglesia que los representa y organiza, que ha practicado las diversas formas de matar gente que enseñan las Sagradas Escrituras. Ha quemado mujeres acusadas de brujería, como quemó Dios Padre a sodomitas, chicos y nonatos en Sodoma. Hecho que recordó Jesús cuando amenazó que a su vuelta pasaría lo que pasó en Sodoma (Lc 17, 28). Han ahogado gente tirándolos desde los aviones durante la dictadura, un método nuevo aconsejado por los purpurados argentinos, repitiendo modernizado el diluvio, episodio citado también por Jesús, quien anunció que a su vuelta sucederá lo que sucedió en el diluvio (Mt 24, 37). Han degollado a herejes, incrédulos y paganos, como degolló Isaías a los sacerdotes de Canaán y como dijo Jesús que sucederá cuando vuelva con ángeles, hoces y guadañas a separar la maleza del trigo (Mt 13, 40). Y han torturado en la Inquisición, como anuncia el Apocalipsis que será la tortura (Ap 9, 5). Cosa que puso en práctica la dictadura en nuestro país realizada por católicos, apoyada por católicos completos y también por parte de los parciales o limitados.

Los católicos incompletos, que critican y se oponen a estas actividades de la Iglesia, creen estar libres de toda responsabilidad por esos hechos del pasado, y por otros del presente, por las víctimas que origina la campaña contra el aborto y los anticonceptivos, sin notar que la Iglesia puede llevar a cabo esas políticas represivas por la fuerza que les da la multitud de sus fieles, entre los cuales posiblemente sea mayoría la de los incompletos. En otras palabras: la permanencia de los fieles incompletos dentro de la Iglesia es lo que le permite a la Iglesia realizar actividades contrarias a las ideas de esos fieles.

* Artista plástico.


Leave a Reply