Nazanin Armanian (*)
www.publico.es

Desde que a finales de enero del 2013 Argentina e Irán firmaron un acuerdo para crear la “Comisión de la verdad”, con el fin de investigar el terrible atentado contra el edificio de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), el 18 de julio de 1994, que dejó 85 personas muertas y otras 300 heridas, la tensión ha aumentado en las relaciones bilaterales ente el gobierno de la presidenta Cristina de Kirchner y el de Israel, que, sin haber ninguna prueba, desde el primer momento acusó a Irán de estar detrás de aquella atrocidad.
Tel Aviv ha llamado al embajador argentino para expresar su sorpresa y su pesar por la iniciativa, y la presidenta Kirchner, cuyo ministro de asuntos exteriores, Héctor Timerman, es judío, le recordó a Netanyahu que este asunto no le incumbe, pues no hubo ningún ciudadanos israelí entre las víctimas.
Después de años, por fin se desbloquea la investigación sobre el atentado, lo que resulta un alivio para las familias de las víctimas, y se da un paso hacia la distensión entre Irán y Argentina.
Éste era el segundo gran atentado en Buenos Aires. Dos años antes, otra explosión había destrozado la embajada de Israel, dejando a una treintena de victimas. No se encontró ningún coche bomba y la Policía científica apuntó un estallido desde el interior de la sede diplomática. La misma versión también existe sobre el atentado de la AMIA. Sucedieron durante el mandato de Carlos Menem, quien el mismo día en que ocurrió la explosión de la AMIA, solicitó la ayuda del FBI, la CIA y el Mossad para resolver el caso. ¿Podían ser imparciales y sensatos? Años después, el presidente, alineado con las políticas de EEUU, fue imputado por el encubrimiento de los datos sobre el atentado.
A pesar de todo ello y de la “pérdida” de pruebas claves, aquella matanza iba a ser el primer gran pretexto de los gobiernos de EEUU e Israel para señalar a Irán como Estado patrocinador del terrorismo. En Argentina lo habían conseguido. La presión de lobby pro-israelí hizo que el Estado y los medios de comunicación dejaran de investigar y se volcaran a pedir la cabeza de los iraníes.
Fue en 2007 cuando el diario estadounidense Wall Street Journal reveló que el Gobierno de Bush, el de Israel y el de la propia Argentina presionaron a la Interpol para que diera la orden de captura contra seis altos cargo iraníes, entre ellos Ahmad Vahidi, el actual Ministro de Defensa, y el ex presidente Hashemi Rafsanyani (Bush’s Iran/Argentina Terror Frame-Up). Entonces, Washington y sus aliados estaban inmersos en su Guerra contra el Terrorismo, convirtiendo Irak en escombros, y se preparaban para bailar sobre las ruinas de Irán, el miembro más firme del Eje del mal
Pasados casi 19 años no hay ningún acusado. La corrupción, el cobro de sobornos por altos cargos del Estado a cambio de manipular y amañar los documentos y las declaraciones contradictorias han creado un expediente plagado de tantas irregularidades que el Tribunal Supremo de Gran Bretaña tuvo que poner en libertad a uno de los acusados, el ex embajador de Irán en Argentina, Hadi Soleimanpour, un mes depués de ser detenido en el territorio británico en agosto del 2003. Hasta le tuvieron que indemnizar por daño a su honor.
AMIA y el asesinato de Rabin
Como no hubo una investigación seria, surgieron muchas hipótesis sobre la autoría y los motivos del atentado, como el que apuntaba a Siria para vengarse así del presidente Carlos Menem, hijo de inmigrantes sirios católicos, corruptos y traficantes de armas. Había incumplido -bajo la presión de EE.UU- su promesa de facilitar a Damasco los misiles Cóndor II, y a Libia e Irán la tecnología nuclear, a pesar de haber recibido varios millones de dólares de soborno. Otra hipótesis señala a la Yihad Islámica, que ajustaba las cuentas con Israel por el asesinato “selectivo” del líder de Hezbollah, Abbas al-Musawi, y su familia. También se dijo que fue obra de los ex miembros de los “grupos de tareas” de la dictadura argentina, e incluso de Al Qaeda.
Sin embargo, hay una pista que llega hasta el propio corazón de Tel Aviv. Corrían los años 90 y ya estaban en marcha varias iniciativas para rebajar la tensión entre Palestina e Israel, como fue la Conferencia de Paz de Madrid de 1991. Un año después, el laborista general Isaac Rabin, primer ministro israelí, proponía negociar con Siria el asunto de los Altos de Golán, alcanzar un acuerdo duradero con los palestinos e incluso desmantelar algunos asentamientos. En 1993 firma con Arafat los Acuerdos de Oslo, a pesar de la fuerte oposición de los ultras de su país. El 25 de febrero del mismo año, Baruch Goldstein, un fanático sionista, irrumpía en una mezquita en Hebron y mataba a veintinueve musulmanes. El 1 de julio del 1994 el presidente Arafat, ante el estupor de los ultraderechistas israelíes, regresaba a Palestina tras 27 años de exilio. El día 18 del mismo mes sucede el atentado contra la AMIA y 16 meses más tarde, el 4 de noviembre de 1995, Rabin es asesinado por Ygal Amir, un agente secreto de Shin Bet (policía de seguridad nacional de Israel), enemigo de la “paz a cambio de tierra”. Con este enfoque, un atentado de las dimensiones del de AMIA tendría el objetivo de radicalizar la sociedad israelí, llevar al poder al Likud y acabar con cualquier concesión a los palestinos, con la simpatía internacional con su causa, y, de paso, demonizar a Irán, Siria y Hezbolá. Y así continuó, según el guión, la secuencia de los hechos, hasta hoy.
http://blogs.publico.es/puntoyseguido/646/el-enigma-del-atentado-de-amia/


(*) Biografía : http://www.nazanin.es/?page_id=112
Me llamo Nazanín Armanian, vivo en España desde el año 1983…..¡toda una vida!
Licenciada en Ciencias Políticas y “medio” doctora en Filosofía (pendiente de la lectura de la tesis), he trabajado en la UNED como tutora de Ciencias políticas, y  desde el  2008 estoy impartiendo clases  en los cursos on-line de la Universidad de Barcelona.
Paralelamente, doy cursos y conferencias en diferentes centros cívicos y culturales,  preparo análisis sobre la actualidad de Oriente Medio y el Norte de Africa (por encargo), hago de traductora jurada (persa/farsi-castellano), escribo en los diarios nacionales y  desde hace un par de años, el diario Público me da la oportunidad de publicar una columna los domingos …….¡sin censurarme!
He publicado unos 15 libros sobre temáticos distintos y ahora tengo entre manos otros proyectos literarios.
¡Eso es casi todo!


¿Quién está detrás de Yoani Sánchez?
Salim Lamrani*


 
Yoani Sánchez, famosa bloguera habanera, es un personaje peculiar en el universo de la disidencia cubana. Jamás ningún opositor se ha beneficiado de una exposición mediática tan masiva ni de un reconocimiento internacional de semejante dimensión en tan poco tiempo.
Después de emigrar a Suiza en 2002, decidió regresar a Cuba dos años después, en 2004. En 2007, integró el universo de la oposición en Cuba al crear su blog Generación Y, y se vuelve una acérrima detractora del gobierno de La Habana.
Jamás ningún disidente en Cuba –quizás en el mundo– ha conseguido tantas distinciones internacionales en tan poco tiempo, con una característica particular: han suministrado a Yoani Sánchez suficiente dinero para vivir tranquilamente en Cuba el resto de su vida. En efecto, la bloguera ha sido retribuida a la altura de 250 mil euros en total, es decir un importe equivalente a más de 20 años de salario mínimo en un país como Francia, quinta potencia mundial. El salario mínimo mensual en Cuba es de 420 pesos, es decir 18 dólares o 14 euros, por lo que Yoani Sánchez ha conseguido el equivalente a mil 488 años del salario mínimo cubano por su actividad de opositora.
Yoani Sánchez está en estrecha relación con la diplomacia estadunidense en Cuba, como señala un cable, clasificado secreto por su contenido sensible, que emana de la Sección de Intereses Norteamericanos (SINA). Michael Parmly, antiguo jefe de la SINA en La Habana, que se reunía regularmente con Yoani Sánchez en su residencia diplomática personal como lo indican los documentos confidenciales de la SINA, hizo partícipe de su preocupación respecto a la publicación de los cables diplomáticos estadunidenses por Wikileaks: Me molestaría mucho si las numerosas conversaciones que tuve con Yoani Sánchez fueran publicadas. Ella podría pagar las consecuencias toda la vida. La pregunta que viene inmediatamente en mente es la siguiente: ¿por cuáles razones Yoani Sánchez estaría en peligro si su actuación, como lo afirma, respeta el marco de la legalidad?
En 2009, la prensa occidental mediatizó fuertemente la entrevista que el presidente Barack Obama había concedido a Yoani Sánchez, lo que se consideró como un hecho excepcional. Sánchez también había afirmado haber mandado un cuestionario similar al presidente cubano Raúl Castro y que ése no se había dignado en responder a su solicitud. Sin embargo, los documentos confidenciales de la SINA, publicados por Wikileaks, contradicen esas declaraciones.
Se descubrió que en realidad fue un funcionario de la representación diplomática estadunidense en La Habana quien se encargó de redactar las respuestas a la disidente y no el presidente Obama. Más grave aún, Wikileaks reveló que Sánchez, contrariamente a sus afirmaciones, jamás mandó un cuestionario a Raúl Castro. El jefe de la SINA, Jonathan D. Farrar, confirmó esta realidad en un correo enviado al Departamento de Estado: Ella no esperaba una respuesta de éste, pues confesó que nunca las [preguntas] había mandado al presidente cubano.
La cuenta Twitter de Yoani Sánchez
Además del sitio Internet Generación Y, Yoani Sánchez dispone también de una cuenta Twitter y reivindica más de 214 mil seguidores (registrados hasta el 12 de febrero de 2012). Sólo 32 de ellos residen en Cuba. Por su lado, la disidente cubana sigue a más de 80 mil personas. En su perfil, Sánchez se presenta del siguiente modo: Blogger, resido en La Habana y cuento mi realidad en trozos de 140 caracteres. Twitteo vía sms sin acceso a la web.
No obstante, la versión de Yoani Sánchez es difícilmente creíble. En efecto, resulta absolutamente imposible seguir a más de 80 mil personas, sólo por sms o a partir de una conexión semanal desde un hotel. Un acceso diario a la red es indispensable para ello.
La popularidad en la red social Twitter depende del número de seguidores. Cuanto más numerosos son, mayor es la exposición de la cuenta. Del mismo modo, existe una fuerte correlación entre el número de personas seguidas y la visibilidad de la propia cuenta. La técnica que consiste en seguir numerosas cuentas se utiliza comúnmente para fines comerciales, así como por la clase política durante las campañas electorales.
El sitio www.followerwonk.com permite analizar el perfil de los seguidores de cualquier miembro de la comunidad Twitter. El estudio del caso Yoani Sánchez es revelador en varios aspectos. Un análisis de los datos de la cuenta Twitter de la bloguera cubana, que se realizó a través del sitio, revela a partir de 2010 una impresionante actividad de la cuenta de Yoani Sánchez. Así, a partir de junio de 2010, Sánchez se ha inscrito en más de 200 cuentas Twitter diferentes cada día, con picos que podían alcanzar 700 cuentas en 24 horas. A menos de pasar horas enteras del día y de la noche en ello –lo que parece altamente improbable– resulta imposible abonarse a tantas cuentas en tan poco tiempo. Parece entonces que ha sido generado mediante un robot informático.
Del mismo modo, se descubre que cerca de 50 mil seguidores de Sánchez son en realidad cuentas fantasmas o inactivas, que crean la ilusión de que la bloguera cubana goza de una gran popularidad en las redes sociales. En efecto, de los 214 mil 63 perfiles de la cuenta @yoanisanchez, 27 mil 12 son huevos (sin foto) y 20 mil revisten las características de cuentas fantasmas con una actividad inexistente en la red (de cero a tres mensajes mandados desde la creación de la cuenta).
Entre las cuentas fantasmas que siguen a Yoani Sánchez en Twitter, 3 mil 363 no tienen a ningún seguidor y 2 mil 897 sólo siguen la cuenta de la bloguera, así como a uno o dos cuentas. Del mismo modo, algunas cuentas presentan características bastante extrañas: no tiene ningún seguidor, sólo siguen a Yoani Sánchez y han emitido más de 2 mil mensajes.
Esta operación destinada a crear una popularidad ficticia vía Twitter es imposible de realizar sin acceso a Internet. Necesita también un apoyo tecnológico así como un presupuesto consecuente. Según una investigación que realizó el diario La Jornada, titulada El ciberacarreo, la nueva estrategia de los políticos en Twitter, sobre operaciones que implicaban a candidatos presidenciales mexicanos, numerosas empresas de Estados Unidos, Asia y América Latina ofrecen este servicio de popularidad ficticia (ciberacarreo) a precios elevados. “Por un ejército de 25 mil seguidores inventados en Twitter –dice el periódico– se pagan hasta 2 mil dólares, y por 500 perfiles manejados por 50 personas se pueden gastar entre 12 mil y 15 mil dólares”.
Yoani Sánchez emite un promedio de 9.3 mensajes al día. En 2011, la bloguera publicó un promedio de 400 mensajes al mes. El precio de un mensaje en Cuba es de un peso convertible (CUC), lo que representa un total de 400 CUC mensuales. El salario mínimo en Cuba es de 420 pesos cubanos, es decir alrededor de 16 CUC. Cada mes Yoani Sánchez gasta el equivalente de dos años de salario mínimo en Cuba. Así, la bloguera gasta en Cuba una suma que corresponde, si fuera francesa, a 25 mil euros mensuales en Twitter, es decir 300 mil euros anuales. ¿De dónde proceden los recursos necesarios a estas actividades?
Otras preguntas surgen de modo inevitable. ¿Cómo Yoani Sánchez puede seguir a más de 80 mil cuentas sin un acceso permanente a Internet? ¿Cómo ha podido abonarse a cerca de 200 cuentas diferentes diarias como promedio desde junio de 2010, con picos que superan las 700 cuentas? ¿Cuántas personas siguen realmente las actividades de la opositora cubana en la red social? ¿Quién financia la creación de las cuentas ficticias? ¿Con qué objetivo? ¿Cuáles son los intereses que se esconden detrás de la figura de Yoani Sánchez?
* Salim Lamrani, graduado de la Universidad de La Sorbona, es profesor encargado de cursos en la Universidad Paris-Descartes y la Universidad París-Est Marne-la-Vallée y periodista francés, especialista en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Autor de Fidel Castro, Cuba y Estados Unidos (2007) y Doble Moral. Cuba, la Unión Europea y los derechos humanos (2008), entre otros libros.




Carta publicada en Facebook ( https://www.facebook.com/carlos.delfrade )

Carta abierta.
Por Carlos del Frade.
El juzgado nacional en lo criminal y correccional federal número 12 de Capital Federal a cargo del doctor Sergio Torres está investigando desde agosto de 2012 una denuncia presentada por una Secretaría nacional (que pidió expresamente no ser nombrada) en la que hace un pormenorizado diagnóstico de la situación del narcotráfico en la ciudad de Rosario.

En ella están citados empresarios, oficiales de la policía santafesina, organizaciones vinculadas al negocio ilegal y existen escuchas telefónicas en donde aparece en repetidas oportunidades el nombre de Marcos Escajadillo en contacto con una persona con la que tramitan cambio de dinero por dólares en el subsuelo de una empresa ubicada en cercanías de la intersección de las peatonales San Martín y Córdoba.

Ha sido un error no consignar estas precisiones desde el primer momento pero ante los comentarios producidos por estos adelantos de un nuevo trabajo de investigación envío estas líneas para aclarar el panorama.

Al ser una información vinculada a un tema de indudable interés público hice aquel comentario en el contexto de una entrevista.

A partir de las derivaciones que tomaron los acontecimientos siento la obligación moral y profesional de hacer estas observaciones.

Desde hace muchos años ejerzo el periodismo de investigación y lo seguiré haciendo, con más o menos errores, jamás con mala fe, jamás desde la mentira.

Rechazo cualquier tipo de pensamiento xenófobo. Desde hace décadas hemos trabajado en espacio de difusión de la cultura latinoamericana.

Además no seré candidato a nada para despejar cualquier tipo de especulación política.

Sigo pensando que es urgente la constitución de un gran frente político y social contra el narcotráfico porque la ausencia de compromisos se paga en sangre joven derramada en los barrios mientras pocos, muy pocos, hacen grandes negocios.

Carlos del Frade.
DNI 14.729.802

0341 155 196 286


Memorando filtrado revela motivos legales para la “lista de asesinatos” de Estados Unidos
Se revelaron por primera vez los motivos legales del gobierno de Barack Obama para asesinar a ciudadanos estadounidenses sin presentar cargos en su contra. Un documento secreto del Departamento de Justicia al que NBC News tuvo acceso sostiene que el gobierno puede perseguir ciudadanos que sean "líderes operativos superiores" de Al Qaeda o “una fuerza asociada”, incluso sin que haya información que indique que estén involucrados en un plan activo para atacar a los Estados Unidos. El documento se describe como un “memorando blanco” que se otorgó a los miembros del Comité de Inteligencia y el Comité Judicial del Senado el año pasado. Su publicación se produce tras una serie de esfuerzos fallidos por parte de los grupos de libertades civiles de obtener las justificaciones legales del gobierno por el asesinato dirigido de un ciudadano estadounidense.
fuente Democracy News http://www.democracynow.org/es/2013/2/5/titulares#251


WASHINGTON — Obama administration lawyers have asserted that it would be lawful to kill a United States citizen if “an informed, high-level official” of the government decided that the target was a ranking figure in Al Qaeda who posed “an imminent threat of violent attack against the United States” and if his capture was not feasible, according to a 16-page document made public on Monday.

The unsigned and undated Justice Department “white paper,” obtained by NBC News, is the most detailed analysis yet to come into public view regarding the Obama legal team’s views about the lawfulness of killing, without a trial, an American citizen who executive branch officials decide is an operational leader of Al Qaeda or one of its allies. 

fuente The New York Times http://www.nytimes.com/2013/02/05/us/politics/us-memo-details-views-on-killing-citizens-in-al-qaeda.html


Globalizar la tortura: Detenciones secretas recorren el mundo de mano de la CIA

 

Después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, la Agencia Central de Inteligencia del gobierno de Estados Unidos (CIA), se embarcó en un programa de alto secreto relacionado a detenciones secretas y extraordinarias, a quienes consideraba sospechosos de terrorismo.
El programa fue diseñado para llevar a cabo interrogatorios de los detenidos fuera del alcance de la ley. Presuntos terroristas fueron capturados y llevados en algunas ocasiones de manera secreta a través de las fronteras nacionales para ser interrogados por los gobiernos extranjeros que utilizan la tortura, o por la propia CIA hacia stios clandestinos utilizando en ellos técnicas de tortura.
El libro “Globalización de la tortura” es el más completo informe sobre los abusos de derechos humanos relacionados con la CIA , detenciones secretas y operaciones extraordinarias. Detalla, por primera vez lo que se hizo a las víctimas, en 136 casos, y se enumeran los 54 gobiernos extranjeros que participaron en estas operaciones. Esto demuestra que la responsabilidad por los abusos radica no sólo en Estados Unidos sino en docenas de gobiernos extranjeros que han sido sus cómplices.
Más de 10 años después de los atentados de 2001, “Globalizar la Tortura” hace inequívocamente claro que ha llegado el momento para Estados Unidos y sus socios, de repudiar y detener definitivamente estas prácticas ilegales y a su vez, rendirde cuentas a los organismos respectivos por los abusos a los derechos humanos cometidos.
El interesante reporte comienza con una esclarecedora cita del vicepresidente de EE.UU, Dick Cheney, durante el 2011, que expresa “También trabajaremos, a través , más o menos del lado oscuro, si se quiere. Tenemos que pasar tiempo en las sombras en el mundo de la inteligencia. Si vamos a tener éxito, mucho de lo que hay que hacer aquí tendrá que hacerse en silencio, sin ningún tipo de discusión, el uso de fuentes y métodos hoy están disponibles para nuestra agencia de inteligencia. Ese es el mundo en que estas personas operan, por lo que va a ser vital para nosotros el usar cualquier medio a nuestra disposición, básicamente, para lograr nuestro objetivo “.
Aunque en el libro no se citan casos relativos a Chile, cabe preguntarse si éste y sus aparatos de inteligencia nacionales han coperado para este plan global de la CIA, más si recordamos casos como el del joven Pakistaní asediado por Hinzpeter, Saif Khan, o el de decenas de mapuche y simpatizantes de la causa hoy perseguidos y encarcelados sin pruebas contundentes.
El Ciudadano http://www.elciudadano.cl/2013/02/05/63280/globalizar-la-tortura-detenciones-secretas-recorren-el-mundo-de-mano-de-la-cia/
Fuente original: Open Society

Descarga el reporte completo: http://www.opensocietyfoundations.org/sites/default/files/globalizing-torture-20120205.pdf

Los 54 paises
The 54 governments identified in this report span the continents of Africa, Asia, Australia, Europe, and North America, and include: Afghanistan3, Albania, Algeria, Australia, Austria, Azerbaijan, Belgium, Bosnia-Herzegovina, Canada, Croatia, Cyprus, the Czech Republic, Denmark, Djibouti, Egypt, Ethiopia, Finland, Gambia, Georgia, Germany, Greece, Hong Kong,4 Iceland, Indonesia, Iran, Ireland, Italy, Jordan, Kenya, Libya, Lithuania, Macedonia, Malawi, Malaysia, Mauritania, Morocco, Pakistan, Poland, Portugal, Romania, Saudi Arabia, Somalia, South Africa, Spain, Sri Lanka, Sweden, Syria, Thailand, Turkey, United Arab Emirates, United Kingdom, Uzbekistan, Yemen, and Zimbabwe.5


"The report, to be made public Tuesday by the Open Society Justice Initiative, a rights advocacy group, is the most detailed external account of other countries’ assistance to the United States, including things like permitting the C.I.A. to run secret interrogation prisons on their soil and allowing the agency to use their airports for refueling while moving prisoners around the world. "

http://www.nytimes.com/2013/02/05/us/politics/r


"Matar musulmanes es tan divertido como jugar videojuegos" Principe Harry de Inglaterra

"Tras haber visto a las fuerzas especiales estadounidenses matar a su hermano, su esposa, su hermana y su sobrina, Mohammed Sabir fue esposado al suelo. Desde allí observó, indefenso, cómo los soldados estadounidenses extirparon las balas del cadáver de su esposa con un cuchillo. Sabir y los hombres que sobrevivieron fueron luego trasladados en helicóptero a otra provincia.
Sabir describió su calvario ante la cámara de Rowley: “Tenía las manos y la ropa manchadas de sangre. No nos dieron agua para limpiarnos. Los interrogadores estadounidenses tenían barba y no vestían uniforme. Eran musculosos y tenían ataques repentinos de ira”. Y prosiguió: “Cuando regresé a mi casa mis familiares muertos ya habían sido enterrados, y en el hogar tan solo quedaban mi padre y mi hermano. Ya no quería seguir viviendo, quería ponerme un chaleco suicida e inmolarme frente a los estadounidenses. Pero mi hermano y mi padre no me dejaron. Quería una yihad contra los estadounidenses”." Mohammed Sabir



"Dirty Wars": El infierno de las guerras de Obama

Publicado el 25 de enero de 2013
Amy Goodman
PARK CITY, Utah —Mientras el Presidente Barack Obama se preparaba para asumir su segundo mandato como el presidente número 44 de Estados Unidos, dos valientes periodistas estrenaban su nuevo documental en el Festival de cine de Sundance. “Dirty Wars: The World Is a Battlefield” (literalmente: “Guerras sucias: el mundo es un campo de batalla”) confirma el papel fundamental que desempeñan los periodistas independientes como el director de la película, Rick Rowley, y su narrador y figura central, Jeremy Scahill. Los cada vez más frecuentes ataques estadounidenses con aviones no tripulados y la utilización del gobierno de Obama de fuerzas especiales secretas para realizar ataques militares que escapan a la vigilancia y la rendición de cuentas fueron omitidos por completo durante el fin de semana de asunción de Obama por los medios masivos, que estaban demasiado ocupados cubriendo el nuevo peinado de la primera dama Michelle Obama. El documental “Dirty Wars”, junto con el próximo libro de Scahill de igual título, pretende romper ese silencio y centrar la atención en asuntos más importantes.
Scahill y Rowley, que conocen muy bien las zonas de guerra, se atrevieron a ir más allá de Kabul, en Afganistán, y viajaron a la localidad de Gardez, en la provincia de Paktia, una región repleta de talibanes armados y de sus aliados de la red Haqqani, para investigar uno de los miles de ataques nocturnos sobre los que los medios no suelen informar.
Scahill me dijo: “Lo que sucedió en Gardez fue que las fuerzas de operaciones especiales de Estados Unidos tenían información de que una célula del Talibán estaba reunida preparando a un atacante suicida. Entonces irrumpieron en la supuesta casa en medio de la noche y terminaron matando a cinco personas, entre ellas a tres mujeres, dos de ellas embarazadas, y a Mohammed Daoud, un alto jefe de la policía afgana que había sido entrenado por Estados Unidos, particularmente, por la empresa de seguridad privada Military Professional Resources Incorporated, una empresa de mercenarios”.
Scahill y Rowley viajaron al lugar de los hechos para escuchar los testimonios de las personas que viven en la mira de la política exterior estadounidense. En Gardez entrevistaron a los sobrevivientes de aquel violento ataque ocurrido en la madrugada del 12 de febrero de 2010. Tras haber visto a las fuerzas especiales estadounidenses matar a su hermano, su esposa, su hermana y su sobrina, Mohammed Sabir fue esposado al suelo. Desde allí observó, indefenso, cómo los soldados estadounidenses extirparon las balas del cadáver de su esposa con un cuchillo. Sabir y los hombres que sobrevivieron fueron luego trasladados en helicóptero a otra provincia.
Sabir describió su calvario ante la cámara de Rowley: “Tenía las manos y la ropa manchadas de sangre. No nos dieron agua para limpiarnos. Los interrogadores estadounidenses tenían barba y no vestían uniforme. Eran musculosos y tenían ataques repentinos de ira”. Y prosiguió: “Cuando regresé a mi casa mis familiares muertos ya habían sido enterrados, y en el hogar tan solo quedaban mi padre y mi hermano. Ya no quería seguir viviendo, quería ponerme un chaleco suicida e inmolarme frente a los estadounidenses. Pero mi hermano y mi padre no me dejaron. Quería una yihad contra los estadounidenses”.
Antes de partir, Scahill y Rowley realizaron copias de los videos captados por los teléfonos celulares de los sobrevivientes. Uno de los videos muestra que no se trataba de una reunión del Talibán, sino de una celebración muy animada del nacimiento de un niño que fue interrumpida por el ataque. Rowley describió otro de los videos: “La imagen está movida y pensamos que se trataba de otro video de los cadáveres, pero luego se escuchan voces con acento estadounidense que hablan de unificar la versión de los asesinatos ocurridos esa noche, de que todos contaran la misma versión de los hechos. Se oye que intentan inventar una historia para mostrar que lo sucedido no había sido una masacre”.
El documental también muestra una imagen tomada en Gardez por el fotógrafo Jeremy Kelly poco después de la masacre en la que puede verse a un almirante estadounidense, llamado McRaven, rodeado de soldados afganos a quienes les ofrece una oveja como gesto tradicional para pedir perdón por la masacre. El encubrimiento de los incidentes no había funcionado.
William McRaven dirigía el Comando de Operaciones Especiales Conjuntas (JSOC, por sus siglas en inglés). La labor periodística de Scahill, junto al increíble trabajo del camarógrafo Rowley, le sigue la pista al JSOC e investiga minuciosamente los ataques nocturnos perpetrados por esta fuerza, que rara vez llegan a la prensa. De Afganistán a Yemen, pasando por Somalia, su documental brinda, por primera vez, una imagen real y exhaustiva del JSOC y del “mundo no tan feliz” del Comandante en Jefe Obama.
El ataque con avión no tripulado perpetrado en Yemen el día de la segunda asunción de Obama fue el cuarto realizado en pocos días. Desde comienzos de año también se produjo un aumento similar de estos ataques en Pakistán. El Washington Post informó que Obama tiene un que detalla las autorizaciones para realizar ataques con aviones no tripulados, pero aparentemente exime de esa autorización a los ataques realizados por la CIA en Afganistán y en Pakistán. El día de la asunción de su segundo mandato, Obama nombró oficialmente a John Brennan como director de la CIA. Brennan es un ferviente defensor de las denominadas “técnicas de interrogatorio mejoradas”, que muchos denominan tortura, y es además el artífice del programa de ataques con aviones no tripulados.
Mediante el documental “Dirty Wars”, realizado en coautoría con David Riker y con la dirección de Rowley, Jeremy Scahill denuncia al JSOC, que recientemente ha salido a la luz pública tras el estreno de la película nominada al Oscar “Zero Dark Thirty”, que trata acerca de la cacería de Osama bin Laden y ha generado controversia por su apoyo de la tortura. Vean “Dirty Wars” en cuanto se estrene en su cine más cercano. El documental muestra que, lamentablemente, el drama de la guerra está en todas partes, o como dice su propio título que “el mundo es un campo de batalla”. Jeremy Scahill concluyó: “En nuestro documental verán una realidad totalmente diferente, y verán el infierno que se ha creado tras diez años de guerra encubierta”.

Denis Moynihan colaboró en la producción periodística de esta columna.
© 2012 Amy Goodman
Texto en inglés traducido por Mercedes Camps. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org
Amy Goodman es la conductora de Democracy Now!, un noticiero internacional que se emite diariamente en más de 750 emisoras de radio y televisión en inglés y en más de 400 en español. Es co-autora del libro "Los que luchan contra el sistema: Héroes ordinarios en tiempos extraordinarios en Estados Unidos", editado por Le Monde Diplomatique Cono Sur.

fuente: http://www.democracynow.org/es/blog/2013/1/25/dirty_wars_el_infierno_de_las_guerras_de_obama


Democracia, libertad, sueño americano...Informa hoy la Jornada:


Fuente: diario La Jornada de Mexico
http://www.jornada.unam.mx/2013/02/01/mundo/030n1mun


Presencia desproporcionada de minorías raciales en el sistema penal, sostiene en informe
HRW acusa a EU de ser el mayor carcelero del mundo
Da cuenta de castigos excesivos y violatorios del derecho internacional en prisiones del país
En lo laboral, cientos de miles de menores trabajan en el campo en condiciones inseguras, dice


Rachel Denber, directora adjunta de la división de Europa y Asia central de Human Rights Watch, durante una rueda de prensa ayer en MoscúFoto Reuters

Ante el aumento de procesos contra indocumentados en Estados Unidos, hoy existen más de 250 centros de detención para inmigrantes, según el informe sobre derechos humanos de HRW. En la imagen, manifestantes frente a la embajada estadunidense en México hace unos díasFoto Ap


David Brooks
Corresponsal

Periódico La Jornada
Viernes 1º de febrero de 2013, p. 30
Nueva York, 31 de enero. Estados Unidos es el mayor carcelero del mundo y emplea prácticas penales contrarias a los principios de derechos humanos contra sus ciudadanos e inmigrantes, mientras en el gobierno de Barack Obama continúan las prácticas antiterroristas abusivas, reporta Human Rights Watch (HRW) en su Informe Mundial 2012 presentado hoy.

En el capítulo sobre Estados Unidos, en su vigésimo tercer informe anual sobre derechos humanos en más de 90 países, HRW resume una serie de prácticas en el sistema penal que califica de castigos excesivos y violatorios de lo establecido en el derecho internacional.

Estados Unidos encarcela a más personas que cualquier otro país del mundo. Las prácticas contrarias a los principios de derechos humanos, como la pena de muerte, las condenas a cadena perpetua sin derecho a libertad condicional para menores de edad y el confinamiento en solitario son habituales y se caracterizan por las disparidades raciales. Un número creciente de no ciudadanos están recluidos en centros de detención de inmigrantes, a pesar de que muchos de ellos no plantean ningún peligro ni riesgo de fuga, resume el informe.
Más de millón y medio de reos, en 2010
En 2010 Estados Unidos tenía la mayor población carcelaria del mundo, afirma HRW, con un millón 600 mil presos, y la tasa más alta con 500 reos por cada 100 mil habitantes.
HRW recuerda que desde hace mucho las minorías raciales y étnicas han tenido una presencia desproporcionada en el sistema penal, y señala que aunque los afroestadunidenses sólo son 13 por ciento de la población nacional, representan 28.4 por ciento de todos los arrestos. Agrega que según datos oficiales, aproximadamente 3.1 por ciento de todos los hombres afroestadunidenses, 1.3 por ciento de los latinos y .5 por ciento de los blancos están en prisión. Indica también que aunque los niveles de consumo de drogas entre blancos y afroestadunidenses son parecidos, la tasa de detención de afroestadunidenses por delitos relacionados con las drogas es tres veces mayor que la de los blancos.
En cuanto a la población inmigrante, HRW señala que hoy existen más de 250 centros de detención para inmigrantes por el aumento de procesos legales en su contra en este país en los últimos años. En 2011 fueron enjuiciadas más de 34 mil personas por ingresar ilegalmente al país y otras 37 mil por repetir un ingreso ilegal.
A la vez, denunció leyes antimigrantes en Arizona y Alabama que niegan el disfrute de derechos fundamentales a los inmigrantes no autorizados y sus familias.
En el ámbito laboral, HRW destacó los cientos de miles de menores de edad que trabajan como jornaleros en los campos de Estados Unidos, resultado de que una ley de normas laborales de 1938 exime de los requisitos y condiciones que se imponen a menores de edad en otros sectores económicos. Eso resulta en que los trabajadores del campo empiecen a trabajar a edades más jóvenes, durante más horas y en condiciones más inseguras con miles sufriendo consecuencias físicas.



Preocupaciones por medidas antiterroristas
HRW también describe la evolución de las medidas antiterroristas durante el último año, incluida la codificación de la práctica del Ejecutivo de detener indefinidamente sin cargos a sospechosos de terrorismo, y que algunos de ellos sean detenidos por las fuerzas armadas aun si no son capturados dentro del territorio estadunidenses.
A la vez, el informe detalla la continuación, ya por más de 10 años, de la detención de sospechosos de terrorismo en Guantánamo. En 2012 murió el noveno preso en ese centro de detención. Informa que después del traslado de unos cuantos presos el año pasado, el número total de detenidos ahí a fin de año fue de 166.
El informe de HRW registra que el Departamento de Defensa no ha logrado establecer un sistema de examen periódico de los casos, a pesar de existir un compromiso para hacerlo, mientras que esa dependencia intentó limitar el acceso de los detenidos a un abogado con nuevas reglas que subsecuentemente fueron declaradas ilegales por un juez federal. Por otro lado, el informe da cuenta de que una investigación del Departamento de Justicia sobre la muerte de dos detenidos de manera clandestina por la CIA concluyó sin formular cargos.
No se investigan denuncias de extranjeros
HRW señala que el gobierno federal no ha investigado varios casos de extranjeros que han denunciado que fueron detenidos y torturados por agentes estadunidenses.
Por ultimo, el capítulo sobre Estados Unidos detalla la justificación del gobierno de Barack Obama de lo que llama asesinatos selectivos que se han perpetrado en Pakistán, Somalia y otras partes del mundo con aeronaves no tripuladas (drones). HRW afirma que la definición de la justificación del gobierno para estas misiones –todo quien forme parte de Al Qaeda, talibanes o fuerzas asociadas es considerado posible blanco– es potencialmente violatoria de los ataques permitidos bajo las leyes de guerra. Agrega que la participación de la CIA en estos ataques resulta en que se rindan pocas o nulas cuentas por posibles violaciones de estas leyes de guerra. Subraya que, según algunos medios, el presidente Obama había aprobado personalmente cada asesinato selectivo ejecutado por las fuerzas armadas estadunidenses.

Se puede consultar el informe en: www.hrw.org/world-report/2013



Designed by illuminatheme.com. Powered with Blogger. Converted by LiteThemes.com.