Discurso ùnico y neoliberalismo:
(p12) –Usted ha desarrollado la idea del antagonismo como una condición necesaria para la sociedad. ¿Qué opina de que quienes aparecen como los principales candidatos para alcanzar la presidencia en 2015, como Sergio Massa o Daniel Scioli, planteen que hay que dejar los antagonismos y privilegiar el consenso?

(Laclau) –Es una apreciación fundamentalmente errónea. Afirmar la prioridad ontológica del antagonismo no significa que uno tenga que estar creando antagonismos todo el tiempo, significa que hay ciertas divisiones básicas del espacio social que es importante mantener. Por ejemplo, es importante afirmar la distinción entre la izquierda y la derecha, eso es uno de los déficit de la política europea actual. La política europea ha llegado a constituir un discurso único en el cual los dogmas del neoliberalismo permanecen sin desafíos, algo que ha involucrado tanto a los sectores liberales conservadores como a los socialdemócratas.

(p12) –¿La gente percibe que los principales partidos en pugna proponen más o menos lo mismo?

(Laclau) –Exacto, entonces la gente no se siente representada en el sentido de que tenga la posibilidad de elegir entre planes alternativos. Ahora, afirmar esto, que esta división es importante para que el votante se encuentre con opciones claras y definidas, es muy distinto que andar diciendo que tiene que haber antagonismos todo el tiempo. No es en absoluto lo que estamos proponiendo.
(...)

–¿Por qué considera a Massa una figura desvaída?
–En primer lugar, porque se está presentando como alternativa frente a un gobierno nacional popular. Si hay una izquierda en la Argentina, esa izquierda es el kirchnerismo. Cualquier forma de presentarse en oposición al kirchnerismo no puede ser más a la izquierda, siempre va a ser una forma de reconstitución del poder a la derecha. Hay que pensar en el caso de Pino Solanas. Cuando Pino empezó se presentaba a la izquierda del kirchnerismo, yo dije entonces que iba a terminar siendo un instrumento de la derecha. Ahora lo está siendo, haciendo cosas como la alianza con Elisa Carrió. Hay veces que la ideología explícita de un partido no tiene nada que ver con su función. En 1945, el Partido Comunista no tenía una ideología de derecha y funcionó como el punto de confluencia alrededor del cual se constituyó la Unión Democrática frente al peronismo.
Sigue:

ENTREVISTA AL FILOSOFO ERNESTO LACLAU

“No creo que venga una oleada hacia la derecha”


Laclau considera a Massa como “una figura desvaída” y descarta que Macri llegue a ser presidente. Dice que el kirchnerismo enfrentará “una guerra de posición con las fuerzas de la reacción”.
  http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-229125-2013-09-16.html


Leave a Reply