Insfràn ya no es invisible

Por Martín Granovsky
fuente: http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-218262-2013-04-18.html

Si alguien pensaba que Formosa era un Estado libre asociado con la Argentina, y más libre que asociado, puede tomar nota de una novedad: Formosa está dejando de ser opaca. Si alguien tenía dudas sobre el sistema interamericano de derechos humanos, que les pregunte por su utilidad a los qom de Formosa. Si alguien vacilaba sobre la importancia de las medidas cautelares para defender a los sectores más vulnerables, que también contesten los qom. El secretario de Derechos Humanos, Martín Fresneda, acaba de concretar en Formosa un protocolo de intervención de las fuerzas nacionales de seguridad y también de las provinciales para proteger a la comunidad quom Navogoh La Primavera. Lo hizo cumpliendo una resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos del 21 de abril de 2011.

El 18 de enero último, La Primavera escribió una carta a la Presidenta detallando las víctimas desde el 23 de noviembre de 2010, cuando la represión policial terminó con la vida de Roberto López. Luego fueron asesinados Mario López (según los qom, atropellado por un policía), Alberto Galván, asesinado a tiros y arrojado a las pirañas, y Mártires López, “en circunstancias dudosas luego de ser atropellado dos días antes por un vehículo”. Más aquí en el tiempo, el 10 de diciembre último murieron Celestina Jara y su nieta Natalia Lila Coyipe, “tras ser atropelladas por un gendarme, quien no sólo no las auxilió, sino que junto con sus acompañantes golpeó a Ricardo Coyipe, dirigente qom y esposo de Celestina, para impedir que, aun estando malherido, les prestara ayuda”. El 5 de enero fue asesinado a golpes por una patota Imer Flores, “sobrino del qarashe Félix Díaz de La Primavera, muerto en circunstancias dudosas mientras circulaba por la ruta en su moto”. Otros miembros de la comunidad fueron agredidos, inclusive el propio Félix Díaz.
En su carta a Cristina Fernández de Kirchner, los qom buscaron llamar la atención sobre el marco de fondo: “Todas las víctimas pertenecen a una región que se ha convertido en los últimos años en una renovada frontera de expansión económica principalmente para grandes grupos económicos ligados a los agronegocios, el petróleo y, aunque en menor medida, el turismo”.

Gobernada por el peronista Gildo Insfrán desde 1995, es decir con una re, una rerre y una rerrerre en el medio, estos 18 años le permitieron al veterinario de 63 años estructurar la Justicia y las fuerzas de seguridad con gente de su confianza. La policía brava de Formosa, como la del Jujuy de Eduardo Fellner, solía ser invisible desde Buenos Aires. Pero el escándalo del 2010 y la movilización de los pueblos originarios fueron tan resonantes que el caso terminó en la CIDH. La Comisión Interamericana pidió al gobierno nacional tres cosas. Primer pedido, “medidas necesarias para garantizar la vida y la integridad física” de los miembros de La Primavera. El segundo, que arreglase con los miembros de la comunidad el tipo de medidas para evitar “posibles amenazas, agresiones u hostigamientos por miembros de la policía, la fuerza pública u otros agentes estatales”. El tercero, que informe “sobre las acciones adoptadas a fin de investigar los hechos que dieron lugar a la adopción de medidas cautelares”. Las medidas cautelares son las de amparo que resuelve la CIDH en favor de los grupos más débiles de la sociedad.

El protocolo que concretó Fresneda con la colaboración de Natalia Federman, del Ministerio de Seguridad, naturalmente no alcanza para resolver los problemas de fondo elevados por los qom a la Presidenta. Pero cumplir con la CIDH es, por un lado, un instrumento en favor de los qom. Una garantía que puede servirles como prevención. Por otro lado, refuerza el perfil público de los mecanismos internos e internacionales de protección de derechos para otros sectores sociales, desde trabajadores sometidos a la esclavitud a chicos y chicas apaleados en sus casas, pasando por pobres que no salen de pobres y pueblos originarios de distintas zonas de la Argentina. Y también puede ser útil para quienes a nivel nacional, incluso dentro del propio Poder Ejecutivo, no desean mostrarse indiferentes ante modelos de construcción de poder como el de Insfrán.
martin.granovsky@gmail.com

Posted in

Leave a Reply