En agosto de este año B.Sarlo y Alfredo Leuco exigían  a los que votan con el bolsillo (o sea a los que votaron a la Presidenta). A los pobres en cambio no se les puede exigir nada ya que no piensan. Presuponía y afirmaba -sin demostración alguna- que los pobres no solo no están informados sino que directamente no pueden pensar. :

“para poder elegir libremente no hay que estar muriéndose de hambre, no hay que estar bajo la línea de la pobreza, no hay que vivir en la 1-11-14”

“Los que piensan ahí son héroes sociales”  Fuente



Tres meses despues los otrora sujetos pensantes de las capas medias altas no se les puede exigir estar informados. Tres meses atras se podía presuponer sin demostrar, ahora no.

¿Qué cambió? Y que ahora ahora los sujetos en cuestión no votarían a la presidenta. Entonces Sarlo no tiene nada que exigirles.

"Se podrá decir que los que integraban la marcha del jueves formaban parte de las capas medias y que, en consecuencia, era su deber estar mejor informados. Esto equivale a presuponer en las capas medias un saber político ausente o disminuido en otros sectores sociales, presupuesto que habría que demostrar"
http://www.lanacion.com.ar/1525177-una-muestra-de-pedanteria-kirchnerista

Más que la ignorancia y exaltación propia de una marcha -que describe Sarlo- creo que el microfono abierto de 678 puso al desnudo otras cosas.

 No podemos confundir "ignorancia" con antipolítica, me parece hay una cuestión de ideas políticas  El ideario de la marcha y de quienes macrharon es el de la antipolítica.

La antipolítica reflejada no es una sorpresa. Es la que día a día esta presente en las redes sociales y en el mundo real: en la reunión familiar (o de amigos), en el trabajo o en la cola de la verdulería-. Mi parecer es que queda al desnudo la resignificación idealista de hablar que el "pueblo" marchó, que no "son golpistas" y que no están "sirviendo a los poderosos".

Desde la antipolítica  individualista no es posible construir la idea de pueblo (sea lo que creamos que sea). La antipolítica es desestabilizadora del orden político e inherentemente funcional a los intereses de los poderosos.

Posdata:

 "En la primera marcha de las movilizaciones de 2008, D'Elía, un dirigente de experiencia, años en la calle y en las plazas, le tiró una trompada a un manifestante. En la marcha de ayer, un manifestante le pegó a un periodista." B.Sarlo
 
En 2008 Luis Delía golpeó a una persona vinculada a genocidas entrerrianos que lo hostigó, insultó y provocó a lo largo de un trayecto de 100mts.

Sarlo equipara el trabajo periodistico con el hostigamiento y el insulto.  En primer lugar parece desmesurada la comparación, pero sin dudas traída de los pelos.  Amén que hay que remarcar que las agresion al periodismo fue más bien un hecho reiterado más que exepcional en la marcha del 8N:





Posted in

Leave a Reply