¿Tendrá centralidad el debate sobre la “clase” con la que corresponde calificar a la multitud que marchó contra Cristina?. Desde mi llana ignorancia tiendo a ver al concepto “clase” en permanente estado de debate. Parece que hay “clase” definida por ingresos económicos; también parece que “clase” tiene correspondencia a como nos definimos y como nos definen los demas-como pensamos, como consumimos, etc-

Desde mi óptica lo sustancial son las ideas e intereses que dominantemente que  moviliza a la marcha fachoindividualista. Creo que los hilos dominantes puede seguirse en las redes sociales, internet brinda un archivo invaluable a la hora de acercarnos sin intermediarios el ADN de la marcha.

En las redes sociales convocantes sobran los comentarios (e imagenes) que dan cuenta de odio extremo al gobierno (lisa y llanamente antidemocratico), racismo, desprecio a los pobres, individualismo, rechazo a la politica y descalificacion a la militancia.

En el plano de la discusión pública es notable que desde el fachoindividualismo se han apropiado del “46% que no votó a la Presidenta”. Sectores progresistas -intelectuales, ciudadanos inorganicos , o fuerzas como el PS y Psur/MST – han optado por someterse a marchar bajo las banderas del ideario reaccionario. Y  se pliegan a la polarizacion instalada por los fachosindividualista. Seguidismo que  justifican bajo  mantos como el de la “clase media” movilizada con “diversidad”.

Proponer -desde el fachoindividualismo- y/o plegarse -desde el progresismo- al “46%” contiene la paradoja de ser una propuesta polarizadora. En este caso no propuesta desde el polarizador por antinomasia que según el discurso massmediatico opositor es el kirchnerismo.

Otro dato interesante es que el FIT trostkista (PO+PTS) está vez se han despegado claramente de la marcha fachoindividualista. Recordemos que el PO marchó con Blumberg, error -o delirio- del que parece han tomado debida nota. Lo interesante de la postura del FIT es que esta vez proponen una opcion ante la polarzacion. Y otra cosa interesante es la invisibilidad de su propuesta: el “46%”, con el aporte de P.Sur+MST+PS, es en realidad el 43%.

Las ideas conductoras del “46%” estan lejos de no estar “representadas”. Mi hipotesis es que sectores como el PRO (+sectores del peronismo disidente), la CC, y sectores conservadore de la UCR los representan cabalmente. La marcha expresa fundamentalmente odio. Un odio producto de la impotencia de ideas que no pueden ser canalizadas por el marco institucional de sumar mas votos. La impotencia de quienes quieren imponerse y que comprueban que el unico camino -por ahora- es el de ganar cargos ejecutivos/legislativos mediante el voto libre de todos los ciudadanos.

En el 2001 en las calles se expresó la impotencia de las mayorias. En el 2012 sale a la calle la impotencia de las minorias.


Leave a Reply