‎"La derecha mediático-política se empeña en construir un mapa interpretativo que enfrenta a la “gente” con el Estado. Está claro que el filo no apunta al Estado en abstracto y en general, sino a “este Estado”, a este Gobierno. El Estado existe, se dice, para asegurar derechos; la democracia es, exclusivamente, un sistema de derechos."
...
"Como se ve, el Estado y la política no son una red armoniosa de satisfacción de derechos. Son, más bien, una trama conflictiva -y a veces crítica- en la que la existencia y el desarrollo de una comunidad política requieren postergaciones de demandas legítimas en sí mismas e incluso habilita algunas dosis de injusticia parcial. No es una suma de intereses individuales innegociables. No es una agregación de pretensiones corporativas autocomprendidas como vitales e impostergables. No hablamos de otra cosa que del “bien común”, de la tradición filosófica grecorromana, que forma parte central de la concepción republicana. El neoliberalismo niega la existencia del bien común. Hayek y Nozick, dos de sus principales exponentes filosóficos, sostenían que se trataba de una utopía autoritaria y que solamente las condiciones de plenitud para la libertad individual podían crear bases para la convivencia común. La apoteosis de las libertades individuales, despojadas de toda regulación pública es, en nuestra época, el mundo neoliberal más desigual, retrógrado y violento que ninguna otra época histórica.   "
...


Enlace : http://www.revistadebate.com.ar/2012/06/01/5494.php (Revista Debate)


Leave a Reply