En los paìses serios parece que no mezclan deporte y polìtica. Lo aceptable y natural es mezclar el deporte con el dinero, las marcas o las corporaciones.


http://www.elobservador.com.uy/noticia/223384/cuando-la-politica-se-mete-en-los-juegos-olimpicos/
Deportes - DEPORTES

Cuando la política se mete en los Juegos Olímpicos

En las islas Malvinas se tildó a la publicidad realizada por Argentina como un mensaje para “politizar” Londres 2012. Desde el nacimiento de los Juegos hubo boicots hasta hechos sangrientos como en Múnich 1972

+ Sebastián Amaya @sebaamaya - 03.05.2012, 16:34 hs - ACTUALIZADO 16:42

El espíritu olímpico, el fuego sagrado que impulsa los más puros valores del deporte y que cada cuatro años enciende la llama de los Juegos Olímpicos, en varias ocasiones se ha visto eclipsado por cuestiones políticas que nada tienen que ver con la sana competencia y el fair play.
Los Juegos Olímpicos Modernos, impulsados por el barón Pierre de Coubertin, ya desde su primera edición, en Atenas 1896, tuvieron inconvenientes. En esa ocasión, Turquía –en conflicto con Grecia- boicoteó su participación en el evento que contó solo con 14 países.
Más acá en el tiempo, este miércoles el gobierno argentino lanzó una spot publicitario de cara a Londres 2012 que fue filmado en las Malvinas, islas por las que la administración de Cristina Fernández de Kirchner reclama la soberanía. “Para competir en suelo inglés, entrenamos en suelo argentino”, dice el mensaje que ya fue cuestionado por los habitantes de los archipiélagos.
Si bien el hecho no ocurrió en medio de la justa deportiva, su difusión ha causado malestar en los isleños de cara a los próximos juegos. “Estamos muy decepcionados esta mañana al ver el aviso de la oficina presidencial argentina intentando politizar los Juegos Olímpicos en servicio de sus ambiciones territoriales”, indicaron.
Entre el boicot turco a Atenas y el spot argentino hubo varias situaciones donde la política intentó apagar la llama olímpica.
Jesse Owens humilló a Hitler
Los Juegos Olímpicos de Berlín 1936 fueron aprovechados por Adolf Hitler para mostrar al mundo la propaganda del régimen nazi. El dictador hizo que los atletas desfilaran ante él pero uno de ellos, el estadounidense Jesse Owens lo humilló. En la prueba en salto de longitud el moreno norteamericano superó al favorito alemán Lutz Long, lo que hizo que el líder nazi se retirara del estadio para evitar tener que felicitar a un deportista negro.
Guerra fría en los Juegos
Tras la Segunda Guerra Mundial, Londres –aún en ruinas- organizó los Juegos de 1948 que tuvieron varias bajas. Alemania y Japón, considerados como los agresores del conflicto bélico, quedaron afuera.
Además, Por primera vez, países bajo la tutela soviética participaron: Checoslovaquia, Hungría y Yugoslavia. Pero la URSS no aceptó concurrir porque consideraba que se trataba de una manifestación capitalista y recién se sumaron a la competición en Helsinki-1952.
En Melbourne 1956 hubo varias deserciones por crisis diplomáticas: España, Holanda y Suiza boicotearon los Juegos para protestar contra la intervención soviética en Budapest; China se retiró para protestar contra la presencia de la bandera de Taiwán; Egipto se bajó por la crisis de Suez, así como Líbano e Irak, que criticaron la actitud de Australia en Oriente Medio.
Orgullo negro
Los Juegos Olímpicos de México 1968 dejaron una imagen difícil de olvidar: la de los estadounidenses Tommy Smith y John Carlos con sus puños cubiertos con guantes negros elevados al cielo en el podio de los 200 metros mientras sonaba su himno. Los atletas, medallas de oro y bronce respectivamente, aprovecharon estar frente a las cámaras para denunciar ante el mundo las desigualdades y discriminación sufridas por las personas negras en Estados Unidos. Por su actitud fueron excluidos de su equipo y tratados sin honores a su regreso al país.
Terrorismo en Múnich
El incidente más violento y dramático en la historia de los Juegos Olímpicos ocurrió en Múnich 1972. El 5 de setiembre, un comando palestino secuestró a integrantes de la delegación israelí de la Villa Olímpica, a pocos metros de donde estaban los representantes uruguayos.
Luego de 30 horas de negociaciones ante la expectativa de todo el mundo, la policía alemana intervino y se desató una masacre que dejó las muertes de once deportistas israelíes, de cinco de los ocho terroristas, de un policía alemán y el piloto de un helicóptero.
Los Juegos estuvieron suspendidos por un día y luego el Comité Olímpico Internacional (COI) realizó una ceremonia fúnebre en el estadio Olímpico ante 80.000 personas. En el acto hizo uso de la palabra Avery Brundage, en ese entonces presidente del COI, quien expresó: “Los Juegos deben continuar”.
Más boicots
Tras las muertes en Múnich, en las siguientes citas hubo boicots de menor trascendencia. En Montreal 1976 varios países africanos no asistieron. Sudáfrica estaba privada de contactos internacionales por su política del 'apartheid', pero un equipo neozelandés de rugby se había enfrentado a jugadores de ese país unos meses antes. En protesta, varios países de África se retiraron de los Juegos como protesta por la presencia del equipo de Nueva Zelanda.
Cuatro años después, Estado Unidos se negó a participar en los Juegos Olímpicos de Moscú como medida tras la intervención soviética en Afganistán. La decisión norteamericana hizo que 60 países se adhirieran a su postura, por lo que solo 80 delegaciones concurrieron a la cita.
La respuesta soviética no demoró en llegar. En Los Ángeles 1984 el bloque comunista, a excepción de Rumania, decidió no participar por lo que había hecho Estados Unidos en Moscú. A la URSS se le sumaron 14 países, entre ellos Cuba.
En Seúl 1988, Corea del Norte boicoteó los Juegos surcoreanos, con la complicidad de Cuba, Etiopía y Nicaragua.
Hace 20 años, en Barcelona 1992, Yugoslavia protagonizó el principal problema de los Juegos por estar en conflicto civil con Croacia y Bosnia-Herzegoviana. Luego de varias negociaciones, el COI determinó que no participara en pruebas por equipos, pero sus representantes individuales pudieron competir bajo la denominación 'Participantes Olímpicos Independientes (PIO)'. La bandera yugoslava fue sustituida por los cinco aros olímpicos en la entrega de medallas.
Atentado en Atlanta
La lista de cruces políticos en los Juegos Olímpicos tiene como último antecedente el atentado ocurrido en Atlanta 1996, cuando un explosivo estalló y provocó dos muertos y más de 110 heridos en el parque del Centenario, un lugar de reunión de aficionados en el centro de Atlanta.
Dos años después, la investigación identificó a un autor único de los hechos, quien se trató un hombre próximo a movimientos religiosos integristas contrarios al Gobierno federal, informó AFP.


Leave a Reply