Recuerdo marchas del 24 de menos de 2000 personas. Me cuentan de anteriores con muchos menos gente. El jueves en Rosario al menos marcharon 30.000 almas.

En Bs AS marcharon al menos 120.000 -en dos marchas separadas-. Y así en todo el país. Evidentemente los que nos apropiamos de los DDHH somos cada vez más y nos multiplicamos.

Tenemos una historia de gobiernos que se apropiaron negativamente de los DDHH. Gobiernos activamente opuestos a los DDHH reduciendolos socialmente a la minima expresión: la de los hasta hace no tanto tiempo minoritarios últimos resistentes.  Obediencia debida, punto final, indultos y la naturalizacion de la represion violenta de la protesta social dan fe al respecto.

Qué importante que en un gobierno se apropie en un sentido positivo de los DDHH despues de años de indiferencia y acciones gubernamentales negativas.  La expansión social del tema producto de acciones en un sentido positivo del gobierno se ve reflejada en la masividad que adopta el tema. Una masividad en crecimiento que da por tierra con todas las teorias conspiranoicas y peyoirativas del coro critico de la "apropiación de los DDHH".

En contra de todas la hipotesis de estos criticos el ideario de los DDHH se expande en la sociedad y  son cada vez  más y más lo que se adueñan (nos adueñamos) del discurso .


One Comment

  1. Soplan otros vientos y se recupera la dignidad y ganas de vivir y participar.

    ResponderEliminar