Tomado del blog de Artemio Lòpez
Fuente:
http://rambletamble.blogspot.com/2008/06/no-hay-que-descartar.html

La alternativa a la continuidad del Gobierno Nacional que analizan los sectores de la oposición política encabalgados en el conflicto agropecuario, parece ser la de transformar el extraño gesto de ruptura del vicepresidente, en una rara transición parlamentaria encabezada por Cobos con un pronto llamado a nuevas elecciones. El arco de candidatos posibles irá desde Carrió a Felipe Solá pasando por Macri, Reuteman y otros. Es la opción de la derecha en su variante populista o republicana, que aparece con más fuerza hoy en el horizonte. Hay sin embargo una segunda alternativa a considerar. Que antes o después del llamado a elecciones anticipadas, se instale un escenario político institucional de caos más o menos permanente y prolongado, expandido como es lógico, al terreno social y económico que, como todo lo no dicho en el país, tiene grandes chances de imponerse. Bueno, no se enojen desde La Cámpora, también es todavía probable que no haya que descartar de plano que finalmente y como pueda, siga Cristina, hipótesis que sin embargo, tampoco despeja el escenario de creciente desbarranque. Y ojo que la del caos, no es ninguna "predicción". En efecto, con el módico pronóstico, sugerimos más bien que sucederá lo obvio. Revisemos la historia de los últimos , digamos, 53 años, como para rememorar de paso en un sólo post aquél 16 de junio de 1955, otra fecha cara al ser nacional, que nos pinta de cuerpo entero. En fin , no le demos demasiadas vueltas, en esta mañanita fria después de una nochecita caliente, hay todavía cierta épica dando vueltas en la cuca de aquellos que atacan o defienden al gobierno nacional , ya se desvanecerá. No estamos en el mejor de los mundos, nuevamente no lo estamos... y es muy probable que en una hipótesis de máxima, sólo podamos aspirar a un empate de Rodrigo sobre la hora. Triste... tendremos mala suerte che?


Leave a Reply