Las penas y las vaquitas,
Se van por la misma senda,
Las penas y las vaquitas,
Se van por la misma senda,
Las penas son de nosotros,

Las vaquitas son ajenas,
Las penas son de nosotros,
Las vaquitas son ajenas…
El Arriero (canción campera) Atahualpa Yupanqui


Las retenciones son “confiscatorias” nos dicen y el coro de los que repiten es numeroso. Escarapelas, fiesta patria, viva la patria!, nacionalismo de principios del xx..."todos somos el campo".

En la ecuación “confiscatoria” nos dejan afuera el tipo de cambio. ¿Y en qué influye?:


La devaluación de la moneda en el año 2002 provocó una modificación sustancial de
la magnitud de la renta agraria apropiada por los productores, que se quintuplicó con respecto a los valores registrados en los años noventa (Cuadro 1).
En efecto, la renta agraria apropiada por los productores pasó de un promedio de
1.288 millones en los años noventa a alrededor de los 10.000 millones de pesos en las dos
últimas campañas, ambos valores considerados a precios constantes del año 2004.
10
Si bien,la rentabilidad durante la campaña 2003/2004 fue inferior a la registrada en la campaña
Renta agraria y ganancias extraordinarias en Argentina, 1990-2003 http://cenda.org.ar/documentos_de_trabajo.html


La renta agraria se QUINTUPLICO en el 2002 con respecto a los 90´…¿La causa? La devaluación . ¿Quiénes fundamentalmente sostienen la devaluación? Los asalariados:

Investigadores del Conicet, estimó que, desde 2001 hasta el 2006, la masa de ganancias del conjunto de la economía creció 30%, gracias al crecimiento de la producción y al nuevo modelo económico. En cambio, el incremento de la masa salarial fue de sólo 18%. http://www.ieco.clarin.com/notas/2008/02/21/01612448.html


En enero de 2002, uno de los caudillos del partido único, Eduardo Duhalde, accedió al poder. A casi tres años de esa fecha, cuando se devaluó la moneda y se licuaron los salarios, de un saque se pasó de tener un veinte por ciento de la población por debajo del límite de pobreza a un 52 por ciento. Es obvio que hoy, tres años más tarde, es muy difícil esperar un cambio.
http://www.lanacion.com.ar/politica/nota.asp?nota_id=664140

Veamos las cuentas del “campo”:

Como la soja había rendido bien, esto es, 30 quintales por hectárea, lograron cargar 10 camiones...Entonces vino el maquinista que les cosechó la tan rentable soja y les dijo que les iba a cobrar el 10%, a lo que le matrimonio respondió que bueno, que se llevara 1 camión...Luego vino el dueño de la empresa de transporte y les dijo que les iba a cobrar un flete de $85 por tonelada y como eran 300 toneladas es otro 10%, por lo que el matrimonio le dijo que bueno, que se llevara otro camión...Después llamaron al acopiador para comercializar la tan rentable soja y el comerciante les dijo que bueno, pero que el ESTADO había dispuesto una RETENCIÓN DEL 44% sobre la tan rentable soja, a lo que le matrimonio dijo que bueno, entregó los 4 camiones y medioHasta acá van 6 camiones y medio......Más tarde vinieron Don Monsanto y Don Cargill que les dijeron que los insumos retirados para su campaña de soja representaban $600 por hectárea y entonces por las 100 hectáreas eran un 25% de lo producido, entonces se llevaron 2 camiones y medio....Y ya se llevaron 9....EL HOMBRE MIRA DESOLADAMENTE A LA MUJER Y LE DICE: Y BUENO VIEJA, AL MENOS NOS QUEDA 1 CAMIÓN DE LA TAN RENTABLE SOJA Y por último llega el contador y les dice que COMO GANARON 1, tienen que PAGARLE AL ESTADO el 35% de IMPUESTO A LAS GANANCIAS, el 1,2% del IMPUESTO AL CHEQUE y el 1% de IMPUESTO A LOS BIENES PERSONALES... ASÍ QUE ME LLEVO EL ACOPLADO Y USTEDES SE QUEDAN CON EL CHASIS.ESTA ES LA RENTABILIDAD DEL CAMPO.ESTAS RETENCIONES SON CONFISCATORIAS


Conclusiones de un estudio sobre la renta agraria y las GANANCIAS extraordinarias en la Argentina.

“En este contexto, los beneficios extraordinarios apropiados por el sector agropecuario, y en particular el pampeano, como consecuencia de la devaluación de la moneda y el sostenimiento de un tipo de cambio devaluado, no sólo justifican la aplicación de retenciones, sino que constituyen una razón clave a favor de que éstas se ubiquen en un nivel notoriamente más elevado que el actual. Más aún cuando el nivel de transferencias que realizó el sector agropecuario en la década signada por la desregulación económica y la especulación financiera promedió el 35,2% de los ingresos de los productores agropecuarios. Un cálculo adicional mostrará más acabadamente esta situación. Si en la campaña 2003-2004 el Estado hubiera querido captar la totalidad de la renta promedio obtenida por los productores agrarios, el nivel de retenciones se debería haber fijado en torno al 52,2% del valor del producto, dado los altos precios internacionales y la reducción de los costos internos en dólares como consecuencia de la devaluación” Renta agraria y ganancias extraordinarias en Argentina, 1990-2003 http://cenda.org.ar/documentos_de_trabajo.html

Todos somos el “campo”…¿ahora las vaquitas?


One Comment