Yo no soy el animal
que se calla por un pienso
yo no soy ese animal
porque tengo en mis adentros
una disconformidad
que me sirve de alimento.

El mar presume de hondura
y el tiempo de su saber
el viento, de su poder
el mar presume de hondura
la tierra de su estatura
y el hombre, no sé de qué.

Me dicen la oveja negra
desde siempre en la piara
me han llamao la oveja negra
por no compartir el jechío
con las demás en la mierda
siendo tan limpio el baldío.

Mi patria es la Libertad
el Universo mi dios
mi patria es la Libertad
mi bandera, la razón
mi camino, la verdad
así es como pienso yo.

Le he cantao a casi to
lo que me ha dao que pensar
le he cantao a casi to
y ahora le voy a cantar
a la que nunca existió
La Paloma de la Paz.

Dejan lana en los alambres
los borregos cuando pasan
dejan lana en los alambres
y los hombres cuando cazan
dejan huellas imborrables
en los de su misma raza.

Me he pasao media vida
porfiando con mi burro
y el animal me decía
Hay qué ver lo que es el mundo
tú vas siempre encima mía.

Estoy mirando y no veo
al pastor de la manada
sólo diviso los perros
que las conducen calladas
camino del mataero.

Andalucía es mi mare
y como un hijo la quiero
Andalucía es mi mare
de corazón la venero
pero yo soy como el aire
mi patria es el mundo entero.

Desde aquí
a los que hacen las guerras
les voy a decir una cosa
que se metan bajo tierra
pa que el mundo huela a rosas
porque huele mucho a mierda.

Que no me vengan con cuentos
pa que me quede dormío
que no me vengan con cuentos
con el tiempo he aprendío
de dónde corren los vientos
y ni del viento me fío.

Hay muchos que se molestan
cuando me escuchan cantar
todavía se molestan
se me están quedando atrás
porque yo voy por la cuesta
de la disconformidad.

El hombre con un bastón
se puso a parar el viento
el hombre con un bastón
también quiso parar el tiempo
y de nada le sirvió
ahí se estrellan los talentos.

Me agarro por soleá
y grito por seguiriya
me agarro por soleá
pero llegando al fandango
soy una hormiga aplastá
que ha de morir acusando.


© El Cabrero


"Los atuendos que luce El Cabrero cuando sale a cantar no son pura imagen: a pesar de sus treinta años en el cante, jamás ha renunciado a ser pastor de cabras, oficio en el que se inició desde muy niño y que parece haberle modelado una personalidad y una filosofía de vida muy singulares.

Partidario del cante tradicional, del cante jondo, El Cabrero se ha mantenido siempre fiel a sí mismo y a su propio estilo y ajeno a todas las modas. Destaca especialmente en los palos más duros como la soleá, la seguiriya o las tonás. El Cabrero se distingue por su voz suave, sobria, austera, pero dotada de gran fuerza y de todos los matices necesarios para producir todos los sentimientos.

El Cabrero es uno de los cantaores flamencos con mayor acogida popular, principalmente por las letras (que él mismo escribe), que se nutren de la vida misma y que registran una inconformidad con la que el público se identifica fácilmente. Su maestría y estilo peculiar también han sido reconocidos por la crítica con importantes premios como el que obtuvo en el Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba. De igual manera, músicos internacionales han demostrado su admiración por su saber hacer: Chick Corea, Gilberto Gil, Taraf de Haidouks, Peter Gabriel, Lenny Kravitz, Ziggy Marley, John Trudell..., con los que ha colaborado o compartido escenario en algunas ocasiones. Después de una importante carrera artística cantando flamenco, El Cabrero sorprendió con un disco de tangos argentinos." http://www.esflamenco.com/bio/es10415.html


Leave a Reply